Dependiendo del nivel de blindaje seleccionado, el proceso llevará un tiempo de 4 a 10 semanas. En ese tiempo la unidad se desarma casi completamente para incorporarle la capa de protección balística. Para posteriormente re-armar y adicionar los accesorios de seguridad cuidando cada uno de los detalles, para disuadir su presencia.

Desarmado

Se desarman y retiran cuidadosamente los cristales e interiores del vehículo para preparar la unidad para el blindaje.

Integración de blindado

El habitáculo de los pasajeros, los postes y pilares, la batería y el tanque de gasolina se recubren con material a prueba de balas (acero balístico).
Se colocan cristales blindados, así como los accesorios de seguridad complementarios.

Pintura

Las partes modificadas del vehículo se pintan para devolverles su apariencia original.
La pintura es la misma con la que se manufacturó el vehículo.

Armado

Los interiores del vehículo son colocados nuevamente en su lugar, poniendo especial atención en devolverle su aspecto original.